Cómo elegir tu nuevo colchón

list En: Blog En:
Cómo elegir tu nuevo colchón

 Dormir en un buen colchón aumenta mucho la calidad de vida, pero la oferta es tan variada que cuesta decidirse

Un colchón tiene una vida útil de unos 8 a 10 años, y tras ese tiempo los fabricantes y también los fisioterapeutas recomiendan cambiarlo por otro. Durante este periodo de tiempo, los componentes del equipo de descanso van perdiendo calidad y efectividad hasta llegar un punto en el que su uso puede perjudicar nuestro descanso y nuestra espalda.

Si te encuentras en ese momento que debes renovar tu colchón, o debes comprar uno para otra habitación de tu casa, debes pensar bien en que uso vas a hacer de él, en que postura duermes, el peso que deberá soportar o la temperatura. Con todo esto en mente podrá hacer una buena elección.

Las 5 preguntas clave antes de elegir colchón

¿Cómo duermes?

Debes elegir un colchón duro si duermes boca arriba, en posición supina o sobre la espalda.

Debes elegir un modelo menos firme si duermes de lado, porque el colchón debe permitir que tu hombro se hunda levemente hasta encontrar una posición cómoda.

¿Cuánto pesas?

Si pesas bastante, necesitarás colchones firmes, que ofrezcan buena sujeción. En un colchón blando te hundirías en exceso.

Las personas más ligeras necesitan colchones de mayor flexibilidad, que se adapten a su forma para repartir mejor el peso.

¿Te mueves mucho?

Si te mueves mucho mientras duermes te conviene un colchón algo más duro que te permita girarte sin esfuerzo. En un colchón blando te hundirías demasiado, y te costaría girar, lo que resulta incómodo.

¿Pasas calor?

Si pasas calor, sudas con facilidad o vives en un lugar cálido, los colchones de muelles pueden convenirte más, pues se ventilan mejor y son más frescos.

Si eres friolero o vives en un lugar frío,  los modelos de espuma, de látex o de material viscoelástico guardan más el calor.

Otras cuestiones

Si deseas una base articulada, necesitas un colchón flexible (de espuma, de látex o de muelles embolsados).

Si eres alérgico al polvo o asmático, se recomienda usar un colchón de espuma o de látex con una funda lavable (salvo, claro está, que seas alérgico al látex).

Además de todas estas cuestiones bien claras, debemos tener en cuenta que uso vamos a hacer de este colchón, porque no es lo mismo comprar un colchón para uso habitual o para uso ocasional. Si lo usaremos a diario es preferible invertir un poco más para tener un colchón de más calidad que realmente nos ofrezca un buen descanso. Para un uso ocasional podemos optar por propuestas más económicas que también nos ofrecerán un descanso adecuado.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña